Oración a San Judas Tadeo para la salud

El libro de San Judas Tadeo 2018-12-21
Califica esta oración

Oración a San Judas Tadeo para la salud

San Judas Tadeo, además de ser el patrón de las causas perdidas y de ayudar a los desesperados, es también el patrón de los hospitales. Es un santo que tiene mucho poder para calmar y ayudar en los momentos difíciles, por lo que es bueno acudir a él cuando se esté pasando por dificultades y por problemas de salud.

La oración a San Judas Tadeo para la salud, se utiliza para pedirle su ayuda cuando las personas se sienten enfermas, quiere conservar su salud o para que se esté siempre sano. Esta se debe hacer con mucha fe y con todo el fervor para que pueda ser escuchada y pueda dar buenos resultados.

Importancia de la oración a San Judas Tadeo para la salud

Esta es una oración milagrosa y eficaz, que se debe hacer cuando las personas están enfermas, pero su eficacia va a depender de la fe que la persona enferma o sus familiares tengas en el Santo Patrono de los casos difíciles e imposibles.

Esta oración es muy importante, porque con ella se puede pedir por la salud física, espiritual y mental, haciéndola con fe y confianza San Judas intercederá ante Dios por nuestras suplicas, para ayudarnos con la dificultas por la que estamos pasando.

Oración a San Judas Tadeo para la salud

San Judas Tadeo, tú que presenciaste el poder sanador de nuestro Señor Jesús Cristo. Tú viviste la compasión que sentía por los enfermos y moribundos. Tú tocaste a los enfermos, compartiste sus dolores y tristezas y les diste ánimos a los desesperados. Tú recibiste el poder de sanación del Dios nuestro Señor para curar lo incurable, para ayudar a quienes solicitan tu ayuda con amor y respeto.

Te rogamos, que intercedas ante Dios nuestro Señor,

para que, con su gran poder, curar la enfermedad y el sufrimiento de, se debe decir el nombre de la persona enferma, para darle ánimos y esperanza a su corazón.

Tú, que, a través de la oración, alabaste a Dios por todas las cosas maravillosas que hizo. Tú le pediste fuerza para afrontar los retos y dificultades de tu apostolado. Tú depositaste tu confianza en la misericordia de Dios, creíste de forma firme que él te ama y que entiende tus alegrías, tristezas, esperanzas, temores, los triunfos y fracasos.

Tú que lograste entender que para dios nada es imposible.

Por ello, te suplico que ruegues por mí ante Dios para que yo también pueda estar lleno de su poder salvador, que me pongo en sus manos para hacer su voluntad.

San Judas, tú que estuviste siempre fiel a nuestro Señor, hasta el día de la muerte. Tú que le diste tu vida para que otros pudieran vivir, aguantando el dolor físico y el abandono emocional. Te uniste complacido a los sufrimientos de nuestro Salvador y por lo que compartiste la redención del mundo.

Te suplico que intercedas ante nuestro Jesucristo, para que yo pueda conseguir la fuerza para soporta mi sufrimiento. Te pido me ayudes a confiar en Dios y a poner mi vida en sus manos, Amen.

 

Realiza un comentario