Oración de agradecimiento a San Judas Tadeo

Novena de San Judas Tadeo 2018-12-21
Califica esta oración

Oración de agradecimiento a San Judas Tadeo

San Judas Tadeo, es el patrono de los casos difíciles, por ello cuando sus devotos se encuentran en esas situaciones acuden a él y una vez recibida la gracia que han solicitado le hacen una oración con la que le demuestran su aprecio y fidelidad.

Es un santo muy milagroso y es venerado por miles de devotos los 28 de octubre de todos los años, pero muchos de estos devotos no esperan que llegue esa fecha para demostrarle su gratitud por los favores recibidos, por ello hace una Oración de agradecimiento a San Judas Tadeo.

¿Por qué una Oración de agradecimiento a San Judas Tadeo?

Estas oraciones suelen hacerse porque es la mejor forma de agradecerle a San Judas Tadeo que haya solucionado nuestros problemas, es una forma de agradecer con palabras, diciendo de forma sincera y de frente lo bien que nos sentimos por la ayuda recibida.

Para agradecerle a San Judas Tadeo por los favores recibidos, puede hacerse de muchas maneras y de acuerdo con las posibilidades que tenga cada quien, pero este agradecimiento debe ser sincero, debe salir desde el corazón, con amor y con sentimiento. La mejor forma de hacerlo es con una oración que salga del alma.

Oración de agradecimiento a San Judas Tadeo

Sagrado patrono San Judas Tadeo, mi cielo ha vuelto a ver las estrellas por tu divina gracias. Acudo a ti con júbilo y con un corazón palpitante de emoción porque me has regresado la fe y las ganas de vivir. Agradezco la ayuda que me has dado y soy testigo de tu gran bondad.

San Judas Tadeo, gracias a ti la vida me ha dado una nueva oportunidad.

Me encuentro conforme y agradecido con lo que me has regalado y cada día que pasa cuando despierto recuerdo tu gran bondad. Cuando duermo, me entrego a ti en cuerpo y mente, con la intensión de que me protejas en el mundo de los sueños, en donde no controlo mi ser.

Como el buen agricultor que eres, elimina de mi camino las malas hierbas y déjalo limpio para mí. Como el buen doctor que eres, has sanado mis heridas físicas y del alma. Me entrego a ti, porque quiero sentir la luz que brilla en mi desde ya y para toda la vida.

Con esta oración quiero darte las gracias por haberme ayudado a ser una mejor persona, a partir de hoy mi vida estará destinada a hacer el bien a todos mis semejantes, evitando primero que el mal de la envidia anide en mí ser. Te agradezco cada día por la protección que me das. Te prometo que, con mis acciones, ayudare a todo aquel que se encuentre necesitado y requiera de mi ayuda y no dañar a nadie con mis pensamientos.

Gracias San Judas Tadeo por todos los favores que he recibido, hoy gracias a ti he vuelto a nacer. A partir de hoy, me pongo en tus manos, para que me cuides y guíes mis pasos. En el nombre de Dios, Amen.

 

Realiza un comentario